Dani Puchades

Buscar

Consejo semanal número 18

>> Conocimiento para el bienestar laboral.

Piensa en la última conversación que mantuviste con estrés. Te dejo unos segundos. ¿La tienes ya?. Visualízala y trata de recordarla. Céntrate en cómo interaccionabas con la persona que hablabas. Ahora piensa en tu voz. ¿Cómo era tu tono?. Pausado, calmado, uniforme. O por el contrario, alterado, alto, agresivo.  

Esto, aunque no lo parezca, influye mucho, mucho, mucho en el control de una situación estresante y sobre todo en el control del propio estrés, el tuyo. Justo esto es lo que lanzamos en el mensaje de la instantánea de hoy:

Mantener una conversación con un tono de voz calmado ayuda a controlar el estrés.

Puede que estés pensando: ¡obvio!. Si, pero: ¿eres capaz de llevarlo a la práctica?. Pues eso. Sabemos que escuchar voces relajadas ayuda a tener una sensación de calma. Por el contrario las voces que escuchamos que no transmiten esa calma generan un efecto estresante. La solución parece bastante sencilla y compleja a la vez. Si en algún momento estás manteniendo una conversación y sientes estrés trata de controlarlo “jugando” con tu tono de voz. Además, aquí entran en juego las archiconocidas neuronas espejo que influyen muy significativamente en como podemos modificar acciones, sentimientos o comportamientos… pero de esto ya hablaremos otro día ; ]

Enlaces de interés:

– Artículo de referencia: https://lnkd.in/eR4JF3FA

*Los #miercolesdebienestar es un movimiento impulsado por Daniel Puchades Más con la idea de mejorar el dolor de espalda y el estrés en el mismo puesto de trabajo. SI quieres recibir cada semana los consejos, dime dónde te los envío:

Compartir al mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras entradas

TME, snack movimiento y efecto camaleon.

El papel clave de los líderes en la lucha contra los TME

En el entorno laboral actual, los líderes desempeñan un papel crucial al promover los «snacks de movimiento» para prevenir los TME y fomentar la actividad física entre los empleados. Su participación activa en estas pausas activas establece normas de bienestar que contribuyen a una cultura laboral más saludable y activa, mientras aprovechan el efecto camaleón para influir en toda la organización y prevenir lesiones musculoesqueléticas.

Leer más >>
Sedentarismo

Combatir el sedentarismo laboral: clave para la salud y el bienestar.

Los últimos datos subrayan la importancia crítica de abordar el sedentarismo ocupacional como parte integral de la promoción de la salud en el lugar de trabajo. Desde la instalación de escritorios ajustables hasta la implementación de pausas activas durante el día laboral, hay muchas estrategias efectivas que pueden adoptarse para combatir el sedentarismo ocupacional y promover la salud y el bienestar en las empresas.

Leer más >>