Dani Puchades

Buscar
>> Conocimiento para el bienestar laboral.

Atentos a los últimos datos encontrados con fecha de octubre 2023.

– El número de partes comunicados por enfermedades laborales provocados por posturas forzadas y movimientos repetitivos en el trabajo es la segunda causa de enfermedades profesionales en lo que llevamos de año. 

 

Para echarse las manos a la cabeza. ¡Madre mía!

 

Y pasan los años y seguimos con unos registros de dolencias musculares altísimos. Todo eso de los trastornos músculo esqueléticos, ¿te suenan?. Si en algún momento has tenido dolor relacionado con la espalda que sepas que has pertenecido a ese grupo de personas que sufren TME. Algo muy común, demasiado.

 

¿Y por qué es tan común?. El principal motivo: nuestros (yo también me incluyo) estilos de vida. Poca actividad física, poco ejercicio, mala alimentación y descanso insuficiente tienen un impacto muy significativo en el dolor. Dicho de manera directa. Si no te mueves, si no haces un mínimo de ejercicio, si no te alimentas un poquito bien y si no duermes unas mínimas horas diarias posiblemente sentirás fatiga lo que dificultara tu concentración y tu rendimiento (personal y profesional). Además sentirás más estrés, lo que puede interferir en la toma de tus decisiones, tu productividad y tu satisfacción (personal y profesional). Probablemente aumentarás de peso y esto te generará problemas de salud. Tus dolores de espalda estarán más presentes, lo que dificultará mucho tu día: menor comodidad, menor enfoque,… todo te parecerá mal. Sentirás una gran ausencia de motivación (personal) y de interés en el trabajo (profesional). Tu equilibrio mental se verá afectado y afectará a tus ganas de hacer cosas en lo personal y en lo profesional.

 

Mantener un estilo de vida saludable, genera mucho bienestar a nivel personal y profesional. Este mensaje tan simplista pero tan potente que muchos de nosotros  (me vuelvo a incluir) sabemos y pasamos por alto cada día es el  que te traigo hoy en la frase de la instantánea:

¿Qué podemos hacer?. Lo mínimo diario es cumplir unos mínimos para tratar que tu cuerpo funcione lo “mínimo” mejor posible. ¡Arriba ese mínimo!. El simple hecho de hacer algo (por poco que sea) ya es muchísimo mejor que no hacer nada. Y como mínimo, aquí tienes una referencia de cuáles podrían ser tus mínimos:

*Actividad física mínima: Al menos 4.000 pasos diarios. ¡Que menos!.

*Ejercicio: Al menos un ejercicio al día. 10 flexiones contra la pared. 10 sentadillas. 10 segundos colgado con los brazos de una barra. 30 segundos haciendo una plancha,… te llevará menos de un minuto al día. ¡Que menos!. ¿De verdad no tienes tiempo?.

*Alimentación. No es hacer una dieta, es alimentarse lo mejor posible. Evita la comida ultraprocesada o reduce el consumo de azúcar. Cómete al menos una pieza de fruta al día. ¡Que menos!.

*Sueño: Al menos 6 horas de sueño (y con eso vamos muy justos) pero… ¡que menos!.

Ahora párate y piensa: ¿de verdad es tan complicado?. ¿De verdad no puedes integrar esos mínimos hábitos en tu rutina diaria?. 

¡Ah!. Que tu problema es que no sabes como integrarlos en tu jornada laboral. Eso tiene fácil solución. 

Enlaces de interés:

*Solución aconsejada: Bienestar personal y profesional

*Artículo de referencia: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34622825/

Pd. Échale un ojo al enlace de arriba si quieres saber como puedo contarte más consejos en tu empresa ; )

*Los #miercolesdebienestar es un movimiento impulsado por Daniel Puchades Más con la idea de mejorar el dolor de espalda y el estrés en el mismo puesto de trabajo. SI quieres recibir cada semana los consejos, dime dónde te los envío:

Compartir al mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras entradas

TME, snack movimiento y efecto camaleon.

El papel clave de los líderes en la lucha contra los TME

En el entorno laboral actual, los líderes desempeñan un papel crucial al promover los «snacks de movimiento» para prevenir los TME y fomentar la actividad física entre los empleados. Su participación activa en estas pausas activas establece normas de bienestar que contribuyen a una cultura laboral más saludable y activa, mientras aprovechan el efecto camaleón para influir en toda la organización y prevenir lesiones musculoesqueléticas.

Leer más >>
Sedentarismo

Combatir el sedentarismo laboral: clave para la salud y el bienestar.

Los últimos datos subrayan la importancia crítica de abordar el sedentarismo ocupacional como parte integral de la promoción de la salud en el lugar de trabajo. Desde la instalación de escritorios ajustables hasta la implementación de pausas activas durante el día laboral, hay muchas estrategias efectivas que pueden adoptarse para combatir el sedentarismo ocupacional y promover la salud y el bienestar en las empresas.

Leer más >>